Comunicado 07: En defensa de los puestos de trabajo

Son muchas las ocasiones en que compañeros/as de los más diversos departamentos nos informan de la pérdida de actividad que están sufriendo, yendo ésta hacia dos direcciones: la externalización y la automatización.

La situación que se está observando en gran parte del Estado nos está dando una visión muy preocupante de las actividades externalizadas; muchas de ellas que entendemos fundamentales para la gestión de los servicios y el futuro de la empresa. Sin duda la reducción de plantilla ocasionada por el infame PSI (y anteriores planes de destrucción de empleo) es uno de los vértices en los que se apoya la pérdida de servicios y de actividad, para sacarlos fuera de la empresa.

Esta organización sindical siempre ha defendido propuestas muy distintas a las de reducción de plantilla como: contratos de relevo, jubilación parcial, creación de puestos de trabajo concurso/oposición, convenios cerrados , etc., como única garantía efectiva para mantener los puestos de trabajo y las condiciones laborales.

¿A quiénes benefician ambos mecanismos: la externalización y la automatización? Desde luego a la empresa, potenciándolo mediante su propaganda interna (reuniones, conferencias, edomus…) como externa (prensa, tv, etc.). Y por supuesto, para la aplicación de esta política empresarial cuenta con la colaboración y complicidad de sus socios sindicales: CC.OO y UGT (como siempre, con muy buena sintonía con los despachos de la alta dirección), para manipular a la plantilla con la cantinela que aquí “sobra plantilla” , “esta es una plantilla cara” … intentando meternos en la cabeza la resignación y el pesimismo, y que asumamos como “inevitable” la salida de la empresa. ¡¡Hay que terminar con tantas mentiras, que nos perjudican como trabajadores/as, beneficiando exclusivamente a la empresa y a sus socios todo-firmantes!!!

 

Este discurso no puede estar más adulterado y manipulado, ya que lo que intenta la empresa es liquidar condiciones de trabajo, medianamente dignas, para llevarlas a la precariedad más absoluta, donde se pueda gestionar la relación laboral con mayor flexibilidad en salarios, horarios y funciones, en línea con los Acuerdos Interconfederales firmados entre los “ministerios sindicales” y la patronal. Este discurso no es nuevo, lleva años extendiéndose culturalmente por medio de los mass-media y otras instituciones al servicio de la patronal, para intentar eliminar en la clase trabajadora cualquier resquicio de una conciencia de clase colectiva y combativa, para intentar tenernos desarmados y resignados, en el estercolero del individualismo o la resignación.

Hace 20 años esta empresa tenía más 75.000 trabajadores/as en plantilla, con muchos menos servicios que cubrir de los que ahora se ofertan, y es precisamente en estos momentos cuando “sobra” personal. ¿Os acordáis de aquellos ratios de referencia que hablaban de líneas/por empleado? Ahora parece que ya no valen esas referencias, al sonar como algo vintage . ¿Recordáis lo que una “familia media” pagaba en el recibo bimestral del teléfono en aquella época y lo que paga ahora mensualmente por todos los servicios que posibilitamos los trabajadores y trabajadoras?

En este periodo transcurrido, desde la privatización de la empresa, iniciada por el PSOE y liquidada por el PP, se ha podido comprobar cómo se ha perdido empleo masivamente para llevarlo directamente hacia peores condiciones (salariales, sociales, etc.) y a la precariedad más indignante, como se puede comprobar p.e. en las condiciones que sufre el sector laboral que cubre lo que se denominaba Planta Exterior. Estos compañeros y compañeras de esas Empresas Colaboradoras, llevaron adelante una huelga indefinida histórica, de tres meses, para revertir y mejorar sus degradadas condiciones laborales. Mostrándonos que si a las empresas se les permite no dudarían un minuto en llevarnos a todos y todas hacia esas condiciones de absoluta miseria.

Se reconoce por la propia empresa que para Telefónica trabajan en este país más de 120.000 personas, entre la empresa matriz y los diseminados por la amalgama de contratas, subcontratas y servicios contratados a terceros. De la misma forma que para el sector de las telecomunicaciones en todo el Estado se emplean a 400.000 trabajadores y trabajadoras, eso sí, en condiciones precarias cuando no esclavizados ¿Dónde está la falta de trabajo? En la codicia de la patronal explotadora y en la miseria moral de sus sindicatos colaboradores.

Todo ello contrastando ampliamente con los enormes beneficios empresariales y con las indecentes y desvergonzadas retribuciones que se han asignado a sí mismos durante todos estos años de privatización y liberalización los Villalonga, los Alierta, los Linares, y un numeroso grupo de amiguetes y enchufados de los pelajes más granados y corruptos que engrosan la caterva política y social de este país (como los Urdangárines, los Ratos, etc.)

Estamos constatando el caso de empresas, unas de capital del Grupo Telefónica: Telxius (estaciones base, estaciones de amarre de cables submarinos, etc.), Telefónica Business Solutions (tráfico internacional), etc... y otras externas del más variopinto origen que, de manera constante, van arañando una parte de la actividad de TESAU, TME, TSOL, etc.

Añadiéndose a todo ello la externalización sostenida en Planta Externa o Interna. Donde, por ejemplo, se ha trasladado la actividad que desarrollaban los GMO’s a las contratas externas, dejando sin actividad a la totalidad del personal asignado hasta ahora a dichas tareas en multitud de provincias. O en “Equipos”, en departamentos donde empresas suministradoras de los mismos se hacen poco a poco con el Mantenimiento, el Soporte, la Provisión, etc.

 

Queremos trasladaros que el asunto es de una gravedad importante con los datos que tenemos encima de la mesa, y que debemos todos y todas estar muy alerta en nuestros departamentos para denunciar la externalización de actividad. Desde esta organización estamos recogiendo toda esa información, y os invitamos a participar trasladándonos todo aquello que podáis detectar en vuestro puesto de trabajo para hacer un seguimiento detallado de cualquier intención de pérdida de actividad.

 

En las asambleas y debates con los/as compañeros/as afectados ya han salido propuestas de movilizaciones para revertir esta preocupante situación

 

Para terminar, os comentamos que desde esta organización hemos iniciado un proceso a través de propuestas en los diversos Comités “exigiendo la paralización de las segregaciones de actividad fuera de (TESAU, TME, etc.) y se comprometa a mantener la actividad dentro de la empresa y que para hacer frente a todo ello realice contrataciones oportunas y dimensionadas a las necesidades reales” y por supuesto sin descartar cualquier tipo de movilización general para detener todo esto. El pasado viernes 3 de febrero la presentación de dicha propuesta en el Pleno Ordinario del Comité de Empresa de Madrid provocó el voto en contra del tándem CCOO-UGT, que no entraron en el contenido de la propuesta, recurrieron a las vaguedades, excusas y salidas de tono (no sea que el patrón se enfade… ya que quien paga manda)

 

Los/as trabajadores/as estamos en la obligación de defender no solamente las condiciones laborales en las que se realiza nuestra trabajo, sino también la propia actividad que desarrollamos, ya que ambos conceptos deben de ir indisolublemente unidos. Salir corriendo no es la solución porque sin actividad no hay futuro para nadie.

 

La lucha es y ha sido siempre el único camino ¡Adelante!

 

¡LA ÚNICA LUCHA QUE SE PIERDE ES LA QUE SE ABANDONA!


AST ES MIEMBRO DE LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL

AdjuntoTamaño
comu07_20170317COMUNICADO_EN_DEFENSA_DE_LOS_PUESTOS_DE_TRABAJO.pdf297.88 KB