Clone of Comunicado 03: Por fin, se celebró el Juicio del Seguro de Sueldo y se descubrieron muchas cosas

PSI: el tiempo pone a cada uno en su sitio

 

Comenzamos este comunicado con la conclusión que hacíamos el 25 de enero de 2016: “Comunicado 3-2016, el experimento del PSI:

 

En conclusión, es un Pacto con graves deficiencias jurídicas, que bordea la legalidad, nada claro y que encierra una gran inseguridad. Como ya hemos dicho en un anterior comunicado, el PSI es para el/la trabajador@ un salto al vacío sin paracaídas, y para la empresa (y seguramente para sus socios también) un negocio redondo.”

 

El tiempo pone a cada uno en su sitio y nos está dando la razón. Tampoco teníamos que ser un “lince” para ver los riesgos que este Pacto Individual refleja en su redactado. Y a esto le añadimos los garantes, firmantes y vendedores del Pacto: empresa, CCOO y UGT; tenemos casi todas la incógnitas despejadas: inseguridad y angustia para los trabajadores y trabajadoras que se han acogido a dicho Plan.

 

Han pasado sólo dos años desde que se inició la enésima destrucción de empleo en Telefónica, y la propaganda de los socios de la empresa no deja de sorprender, ahora hasta en video (UGT). Plantean a los y las que se han acogido al PSI “que es mejor una extinción de contrato”, por si se produce un cambio de propietario de Telefónica (previamente dicen que va ser que no…) Incluso llegan a sugerir: “la posibilidad de que puedan llamar, la empresa, para que la gente que se ha ido con el PSI sea obligada a reincorporarse al cabo de unos años” ¡Qué casualidad; esto ya lo decíamos desde AST cuando se firmó el PSI, y destacábamos el grado de incertidumbre que tenía la firma de ese contrato! ¡Y ellos (CCOO y UGT) rechazaron rotundamente nuestras afirmaciones, diciendo que eran contratos blindados ante cualquier contingencia! ¡Y ahora resulta que efectivamente, como nosotros indicábamos, existe una gran inseguridad sobre lo que pueda acontecer en el futuro con este Plan, y que doce, diez u ocho años de incertidumbre son muchos años!

 

Asimismo, compara el contrato de extinción que firmarían los trabajadores/as con los EREs anteriores, olvidando que el contrato de extinción es de carácter individual. ¿Qué negocios tendrán entre manos para proponer estos cambios? ¡Como para fiarse de su palabrería, que no tienen ninguna dignidad para cambiar sus argumentos cuando les viene bien!

 

También ha salido el otro elemento del binomio sindical, CCOO, éste con la calculadora en la mano, alarmado porque una vez esté extinto el contrato, los trabajadores/as puedan rescaten el dinero del Plan de Pensiones ¡Como se nota que son copropietarios de Fonditel, que cobran un porcentaje sobre el patrimonio del Plan, no quiere bajo ningún concepto que se escape el dinero que tenemos cautivo en el Plan de Pensiones! Y éstos van más lejos todavía, no quieren reconocer que los trabajadores/as que se han ido de forma individual no pueden acogerse a la legislación que aplica a los colectivos, y que el PSI queda en un “limbo jurídico”, mientras que los que estamos en activo tenemos todos los derechos bien definidos en la ley. Y que no se olviden, también estamos organizados para luchar por nuestros derechos.

 

¡No tienen ninguna vergüenza! Cuanto más hablan más se les ve su auténtica naturaleza. Sólo defienden sus propios intereses como ellos mismos lo certifican. No defienden a los trabajadores/as. ¿Crees, sinceramente, que estas organizaciones te van a ayudar si vienen las dificultades o incumplimientos? ¿Cuántas veces nos han mentido? ¿Cuántas veces nos han vendido? ¿De qué lado se pondrán llegado el momento? Ya lo están demostrando.

 

Recordad que hay mecanismos legales para no estar trabajando hasta los 65 ó 67 años, como es el contrato de relevo, que permite que otr@ trabajador@ más joven ocupe el puesto de quien lo deja, en las mismas condiciones, sin destruir empleo fijo y con derechos laborales, arrancados a la patronal durante años de lucha. Esta figura legal se puede implementar a los 61 años del trabajador@ que se acoge a la jubilación anticipada parcial.

 

El PSI, o los ERE’s, son una auténtica estafa para el trabajador o trabajadora, que tienen una importante merma salarial y de su futura pensión también; y una enorme estafa al conjunto de la sociedad.

 

Nuestra lucha sigue siendo la defensa de puestos de trabajo dignos, la creación de empleo y la defensa de los derechos laborales y sociales de la clase trabajadora.

 

 

AVANZAMOS JUNTOS, AFÍLIATE A AST
 

¡LA ÚNICA LUCHA QUE SE PIERDE ES LA QUE SE ABANDONA!

 

 

 

AST ES MIEMBRO DE LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL